Botiquín misofonia: Fidget Cube 

Puede parecer un tanto frívolo, de hecho he tenido mis reparos en publicar este artículo, ya que el Fidget Cube parece más un juguete que un recurso para aliviar los síntomas tan serios y difíciles de soportar como son los de la misofonia, cuando escuchamos un ruido y no podemos escapar. Pero después de leer e informarme todo lo que he podido, además de verlo como un juguete, el Fidget Cube también sirve para aliviar el estrés, y, ahí, ha sido cuando he decidido compartirlo con vosotros.

Este cubo ha tenido un éxito muy notable desde que se publicó y se financió en una de las campañas de Kickstarter. Para fabricarlo en masa, los diseñadores tan sólo necesitaban 15.000 dólares, pero gustó tanto a los inversores y vieron tanto potencial en él que en menos de una semana las donaciones superaron el millón de dólares.

Y es que, aunque parezca un juguete, el Fidget Cube es un aparato que alivia el estrés de forma eficaz y casi automática. Además de los síntomas habituales de la misofonia cuando escuchamos un ruido que nos vuelve locos, como por ejemplo, la ansiedad extrema, la sudoración, la ira y la rabia, también estamos muy inquietos, yo al menos sí. Doy golpes con el pie, o tamborileo con los dedos encima de la mesa o cualquier otra superficie, me muerdo el labio… en fin, los tics se me disparan, y lo hacen únicamente para soltar presión. Ya que si no la soltara, como bien sabéis, explotaría.

Pues bien, el Fidget Cube nos permite aliviar ese estrés, soltar presión, aliviar la tensión, es como el pitorro de una olla presión, liberando cierta cantidad para que no explote.

Cada cara de este cubo tiene un mecanismo con el que podemos “jugar” como un interruptor, un joystick, botones, ruedas giratorias, una bola que podemos hacer girar… Un montón de botoncitos y cachivaches con los que aliviar y soltar estrés en momentos puntuales.

Además, lo mejor de todo, es que es tan pequeño que lo podemos llevar en el bolsillo, tener encima de la mesa de trabajo, en clase, o llevarlo en cualquier bolso siempre a mano. Este chisme, más allá de una moda, se ha convertido en todo un aliado para la misofonia.

No nos va a curar, ni va a hacer que los ruidos nos molesten menos, pero sí que puede ayudarnos, en momentos puntuales que no podamos escapar y no podamos más, a aliviar tensión para no volvernos locos.

El precio del Fidget Cube varía mucho. Podemos encontrarlo en Amazon desde los 5€ o menos, hasta incluso 20€.

Dicho esto, ¿Vosotros qué hacéis cuando no soportáis un ruido y no podéis escapar? ¿Cuál es vuestro mecanismo para soltar tensión? ¿Tenéis alguno el Fidget Cube?

Foto de portada: MediaMarkt

2 opiniones en “Botiquín misofonia: Fidget Cube ”

  1. Yo lo que hago es cortarme o pellizcarme la pierna pues es la unica forma que tengo de soltsr el dolor de los sonidos. Se hace más soportable ese dolor físico que el que me generan los sonidos y en ocasiones ha evitado a que me desmaye por un ataque fuerte de ansiedad. No es algo que me sienta orgulloso y trato de hacerlo en la menor cantidad posible. Solo recurro a ello cuando la misofonía es fuerte.

    1. Hola Jimmy,

      También había escuchado ese comportamiento para tolerar los ruidos, hay mucha gente que también recurre a ello. Como bien dices, no te sientes orgulloso de ello, pero es mejor eso que soportar los ruidos de alguien. Te entiendo perfectamente.

      Un saludo y mucha suerte compañero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *